La caja fuerte

Hace unas noches, registrando el escaparate antiguo que está empotrado en mi cuarto, en busca de un dibujo que no apareció jamás, reencontré mi caja fuerte. Hacía tantos años que no la veía que ya ni me acordaba que existía. Fue una verdadera sorpresa. Ella, mirándome desde su pequeñez, me desafiaba a abrirla, a desenterrar... Leer más →

La pequeña calabacita

Desde que descubrió que una prima suya era la que ponía a dormir a los pequeños en las casas, se empeñó en crecer alta y saludable. Quería ser un buen relevo de sueños y fantasías y convertirse en el orgullo de la familia cucurbitácea. Sin embargo, ahora que la adolescencia reclama sus hojas y por... Leer más →

El posible regalo de un padre

Uno de mis amigos hace poco descubrió que el cáncer le acorta los días. Su corazón se lo recuerda cada vez que le dice Te Amo a su hijo, y a mí se me estruja el mío cada vez que veo su abrazo. Estas letras, que no son ni mías ni suyas, me lo recordaron.... Leer más →

Frichuelos

Cocinar, para mí, es uno de los más grandes placeres. Por supuesto, debe serlo si me gusta tanto comer, pensarán ustedes. Y sí niños y niñas… lo es, muchísimo. Lo que más me gusta hacer es dulces y, no es por nada, pero me escapo. Sé hacer natilla, flan, panetelas, torrejas, pudín, merenguitos y frichuelos... Leer más →

What if…

¿Y si hiciéramos entre todos una máquina contra el olvido?... o mejor, una que permita olvidar. ¡Podríamos subir la patente a Amazon y volvernos millonarios! ¿Quién no la compraría? Todos tenemos algo que queremos olvidar. Yo, la muerte de mi abuela, mi padre la de su madre, el nieto del vecino la de su perro... Leer más →

Más de Nogueras

El poeta rojo de poemas con efectos especiales, el novelista policíaco, el proyecto de actor aficionado, el intento de animador de gallitos (que son todos la misma persona) se me apareció ayer en sueños. Llevaba entre sus manos este trozo de poema. Tu amor es un bang Que pega en una roca zing. O como... Leer más →

Niños

-Cuando sea grande -me dice el vecinito más pequeño de mi barrio- nadie me va a regañar y decirme que haga lo que no quiera hacer. -Eso dices ahora, Carlitos -le respondo- deja que te llegue la hora de trabajar.

Hablemos hoy de Sasha

Su nombre completo era Alexandre Georges-Pierre Guitry. Nació en San Petersburgo el 21 de febrero de 1885 y murió el 24 de julio de 1957, en Paris, el lugar donde se deben morir todos los artistas. Lo conocí una tarde de otoño. Apareció con su sombrero de fieltro negro y, como un adolescente, me guiñó... Leer más →

Finales Felices

Ese momento en el que Eric besa a la sirenita Ariel, o el otro como-se-llame besa a la princesa Aurora, o Estetuniño besa (en un féretro ¡pa su madre!) a Blancanieves, ahí es cuando yo me pregunto, ¿quién coño parió a Walt Disney? Lo que me desespera más todavía es que, a los 5 años... Leer más →

La llegada

El hijo de Pilar y Daniel Weinberg fue bautizado en la costanera. Y en el bautismo le enseñaron lo sagrado. Recibió una caracola: -Para que aprendas a amar el agua. Abrieron la jaula de un pájaro preso: -Para que aprendas a amar el aire. Le dieron una flor malvón: –Para que aprendas a amar la... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑