Reflejo nocturno

Ella tenía en su espalda la Vía Láctea, cada lunar se le volvía estrella. En su cuerpo, convertido en cielo, se mostraban orgullosas las constelaciones griegas. Orión, por ejemplo, exhibía vanidoso su cinturón dorado en tanto apuntaba con su flecha a Casiopea, que lloraba desconsolada a causa de las Nereidas. Castor y Pólux (par de... Leer más →

Anuncios

Mi querido Odiseo:

Hoy, rebuscando versos para el miércoles, descubrí a Claribel Alegría. La nicaragüense de 1924 (he de admitirlo) me cautivó. Ha publicado una veintena de libros de poesía y narrativa así como muchos testimonios históricos.  En 1978 obtuvo el premio Casa de las Américas por Sobrevivo, y en el año 2000, el Premio de Poesía de... Leer más →

Sólo vuela el que se atreve

Anoche volé con Ícaro, cerca del Sol -como debe ser. Atravesar el cielo escondida en una nube no tiene mayor mérito que apuntarle con un cañón a una mariposa. La eternidad no está hecha para los cobardes. Tampoco las alas.

Maldito Gordias

Tengo en la cabeza el mágico nudo gordiano que no pudieron desenredar en Frigia los generales que lo intentaron. No me funciona la técnica de Alejandro Magno. Ando por toda Grecia suplicándole a los oráculos una simple profecía. No me responden.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑