El abuelo que nunca conocí

Se nos murió Galeano. Se nos acabó el cuentacuentos simpático que veía lucecitas desde el cielo. Acaparó una nube (como otros tantos ángeles) y ahora nos mira sonriendo. A mí se me murió el abuelo que nunca conocí. Ayer, cuando me dieron la noticia, se me partió el alma a pedacitos. Y lloré, lloré como... Leer más →

Anuncios

Su cuento… mi historia

A veces, cuando leo, me apropio de las palabras de otros. Las hago mías. Así poseo (en secreto) miles de historias viejas que transformo y convierto en recuerdos. Este cuento de Galeano no es la excepción. Era suyo hasta que, leyéndolo, lo hice mío. Su abuela ya no es su abuela… ahora es mi ángel.... Leer más →

Espejos

Para enfrentar tormentas me lo regalaron… llegó en medio de un naufragio y decidió hacerle compañía a cierta isla perdida que se ha anclado en mis recuerdos. Mi abuela decía que los espejos son caminos secretos que llevan alma; y por eso uno no debe mirarse demasiado en ellos, porque puede perderse. ¿Quién sabe? Quizás... Leer más →

La llegada

El hijo de Pilar y Daniel Weinberg fue bautizado en la costanera. Y en el bautismo le enseñaron lo sagrado. Recibió una caracola: -Para que aprendas a amar el agua. Abrieron la jaula de un pájaro preso: -Para que aprendas a amar el aire. Le dieron una flor malvón: –Para que aprendas a amar la... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑