Shhhh…

No hay mayor venganza que unos tacones sin sonido. Escaparse a media noche de una cama ajena, de un hechizo roto, de un abrazo a medias para vengar una ausencia, sólo tiene mérito cuando se hace en silencio. El vacío de una casa puede tornarse ensordecedor a veces.

Vive

Y pasa que uno abre una gaveta buscando algo, quizás un peine, un labial, un gancho... cualquier cosa temporal e intrascendente, cuando entre las manos se desliza orgulloso un pedazo de papel ajado, un fragmento -obvio- con par de líneas difusas en las que apenas se lee te amo. O peor aún, se abre un... Leer más →

Yo te convido a creerme cuando digo futuro…

Nos volvimos a encontrar en uno de esos cafés sin ruido que la gente suele usar en las primeras citas. Los dos (casualidad rara) andábamos solos. Nos sonreímos y, casi sin pensarlo, unimos las sillas en busca de ese vínculo añejo que tiempo atrás compartimos. Hablamos -como mandan las buenas costumbres- del tiempo, las familias,... Leer más →

Consejos para no estar triste

Caminar, siguiendo la línea. Andar 1 km buscando la respuesta. No encontrarla. Perder la esperanza y abandonarse a la orilla. O en el medio del camino, esperando que pase el tren. Dormir media vida sin que aparezca. Levantarse. Quitarse el polvo de las vías y sacarse una foto. Romperla en pedacitos. Aprender a decir NO,... Leer más →

Para evitar terremotos

Él vivía dentro de mí -me confiesa María- tenía una cama cómoda dentro del pecho y todos los días lo acariciaba antes de dormir. Se despertaba con el barullo que hacía el corazón al irse a trabajar y luego bajaba hasta la barriga para que sus mariposillas le cosquillearan la cara. Eran Monarcas las que... Leer más →

Abriendo la caja de Pandora

Recordar, del latín recordāri: volver a pasar por el corazón. A veces se me olvida (yo y mi mala memoria) que el pasado puede ser también fuente de alegrías, que no solo las "terribles cosas" quedan atrás. En ocasiones -silly me- paso por alto los autores viejos por temor a una lágrima perdida... y me pierdo... Leer más →

Y lo asegura la R.A.E.

Según la Real Academia Española, esta es la definición: vicio. (Del lat. vitĭum). 1. m. Mala calidad, defecto o daño físico en las cosas. 2. m. Falta de rectitud o defecto moral en las acciones. 3. m. Falsedad, yerro o engaño en lo que se escribe o se propone. Vicios de obrepción y subrepción. 4.... Leer más →

Mi nuevo autor fetiche

Se llama Ernesto Pérez Vallejo y cuenta en su blog que vive en Nueva Zelanda. Dice, además, que tiene dos libros: "De Laura y otras muertes" y "De flotar y otros vuelos". Publica sus poemas en ese espacio digital al que le dió por nombrar Los Lunes que te debo y tiene con sus textos... Leer más →

Cuestión de semántica

Él le dijo que si cambiaba (como si hubiera algo que cambiar) la perdonaba (como si hubiese algo que perdonar) e incluso volvía (como si tuviera donde regresar).

Pesadillas

Dormir sola. Arrinconarse en una esquina de la cama y atrapar entre las piernas la almohada amorfa que está a punto de desintegrarse. Soñar. Cambiar de posición 80 veces porque el brazo se duerme, porque la sábana se pega al cuerpo, porque hay más calor del necesario, porque volvió el frío. Despertar. Cansada, ojerosa, despeinada.... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑