No al abuso

Una va por la calle pensando en lo mismo de siempre, el café, los mandados, el revolcón pospuesto de por la mañana -que venía posponiéndose desde la noche anterior porque al otro día había que levantarse temprano- cuando de repente, como salido del aire, un golpe le cruza la cara a una mujer. Y duele.... Leer más →

Dejar ir

Dejar ir es en la práctica más que dos palabras. Dejar ir es abrir los brazos y cerrar los ojos. No importa cuán feliz se haya sido en la vida, en algún momento todos hemos tenido que ignorar esa sensación egoísta que nos entra con los sentimientos y aprender –casi siempre por las malas- que... Leer más →

Sensación de náufrago

Según la Real Academia de La Lengua Española, el suicidio es la acción o conducta que perjudica o puede perjudicar muy gravemente a quien la realiza. Para mí, quedarse mirando al mar, es una especie de harakiri emocional. Esa franja azul que nos rodea tiene la capacidad inalienable de apretujarme el alma. Y van y... Leer más →

El parque adúltero

Alguien me dijo ayer que mi parque más querido del Vedado, ese que se encuentra en 21 y H, es el "parque de los tarros". Me quedé de piedra mientras me lo decían y luego solté la carcajada del milenio. Para qué mentir, cierto es que es un parque oscuro que se presta para muchas... Leer más →

El cielo de La Habana

Y hoy me da por mirar arriba y me sorprende el cielo... y recuerdo aquella cita de la Almudena, y me la apropio. Qué grande es el cielo aquí... es una extensión infinita de un azul tan puro que desprecia el oficio de los adjetivos, un azul mucho más azul que el azul cielo, tan... Leer más →

El hombre que friega

A Javier, uno de esos tipos sexys. Ver a un hombre sin camisa, de frente a un lavadero lleno, es increíblemente sexy. Y sépanlo ustedes, pienso desarrollar toda una teoría en torno a la idea. La cosa es que, a pesar de todo, seguimos viviendo en una sociedad machista. Incluso aunque es cierto que se... Leer más →

Tesoro de luz

Éramos un grupo pequeño, de esos que se escapan de las multitudes. Y salimos a sumergirnos en ese río mágico que lleva por nombre Duaba. Nos bañamos en un pedazo de historia- le conté a mi madre al regresar. Recorrimos las mismas piedras que pisaron hombres titanes y nos reímos a carcajadas con la noche... Leer más →

Hipotecar, jamás

Aceptarme, así, toda yo. Aceptarme. Y saber que me equivoco pero también me levanto, y no me importa en la caída destrozarme las rodillas. Yo soy -y me doy- justamente como ves; sin trampas en las esquinas o escondidas mañas de manipulación. No te engaño cuando me confieso. A veces exagero, es cierto, pero nunca... Leer más →

Masoquismo

Hay libros mortales, ruletas rusas, uno los sabe cargados y aun así se arriesga y apuesta. Basta para recibir la bala abrir una página, leer un poema y dejar que el azar apriete el gatillo. Hay versos balas, letras asesinas. Estas que les pongo ahora son de las mortíferas. Madre mía que estás en una... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑