#OperaciónRescateDelEspañol (I)

Hoy descubrí una palabra nueva. Y yo, que usualmente no tengo ansias de conquistadora, me sentí una Velázquez en toda la extensión del apellido. En aras de la sinceridad confieso que fue más un descubrimiento al estilo penicilina, no obstante, siento que con él le doy vida a un acto que, hasta ahora, andaba huérfano... Leer más →

Ellos son libres…

Peinarse está sobrevalorado. Y no lo digo sólo yo, que no me peino, sino un montón de mujeres que han optado por un look más natural y/o rebelde (o sea, otras que no se peinan). Ahora con todo el bum de la queratina casi no se ven en la calle pelos crespos. Y es más... Leer más →

Cuestión de métricas

Un hombre que ha abierto más libros que piernas puede, fácilmente, lograr abrirme las mías. Un poema al azar (o sutilmente escogido), las citas del Principito, alguna que otra página de Rayuela o, en última instancia, un libro de poetas griegos son –he de admitirlo- mis armas de destrucción masiva. Un buen texto es el... Leer más →

To shave or not to shave

Afeitarse es más bien un acto de voluntad -me dice una amiga a la que le duran 2 semanas las maquinitas- yo, por ejemplo, lo hago todos los días. Una no sabe a quién se va a encontrar por ahí. Por supuesto, comparada conmigo, que soy rubia y apenas me salen 3 pelos en las... Leer más →

#MisiónCivilizatoria: Japonés para pervertidos

Hentai (palabra japonesa): significa (literalmente) "pervertido/perversión" o "transformación/metamorphosis". Se usa, sobre todo, para nombrar el género del manga y el anime de contenido pornográfico y se suele dividir en dos géneros principales. Uno donde hay interacciones heterosexuales y otro que contiene relaciones homosexuales. Este último se subdivide en el hentai yaoi (relaciones homosexuales masculinas) y... Leer más →

A las buenas o a las malas

El tiempo, que siempre juega a las escondidas, se esconde tan bien que a veces no puedo encontrarlo. Mientras dura el juego pasan las horas y yo, que no soy de las que se da por vencida, lo busco debajo de la cama, en un rincón de la cocina, en las gavetas del cuarto, en... Leer más →

Pillerías

María llega para alborotarlo todo, con su pelo rojo cual bandera brinca el muro que da a la calle y, sonriendo como gata a la que le acaban de hacer cosquillas, saca de su mano un papel arrugado: -Estás desaparecida y no me gusta si no es debajo de las sábanas. El mensaje, críptico, le... Leer más →

El cielo de La Habana

Y hoy me da por mirar arriba y me sorprende el cielo... y recuerdo aquella cita de la Almudena, y me la apropio. Qué grande es el cielo aquí... es una extensión infinita de un azul tan puro que desprecia el oficio de los adjetivos, un azul mucho más azul que el azul cielo, tan... Leer más →

Pregunta bíblica

Él se me ofrece con la misma sutileza que Eva usó en Adán para probar la manzana... y me provoca los besos… y me incita a la mordida. Afirma que con su carne vendrá la sabiduría. La historia me suena conocida. ¿Será que si lo muerdo me expulsan del Paraíso?

Ironía

Yo, que llevo Mar en el nombre, acabo de ser envenenada (déjenme exagerar) por unos bichos que provienen de ahí. Mal rayo les parta a todos. Con lo que me gusta(ba)n a mí los mariscos.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑