Gorditos y bonitos

Ayer, después de ver la caricatura de Marcos Severi del ramo de papas fritas, me puse a pensar en lo genial que sería unir a la gente con el  fin de crear una campaña que le diera la vuelta a los clichés amorosos. Originalidad ante todo, sería el lema de la misma, y una de... Leer más →

Bécquer tenía razón

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. ¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas? Poesía... eres tú. G.A.Bécquer Él me mira desde la esquina del cuarto mientras enciendo la laptop con el firme propósito de trabajar. Tengo todo listo: el café, los cigarros (perdónenme los vicios), el bolígrafo y... Leer más →

Confesiones (II)

No te llamaría nostalgia pero tengo tantas ganas de escucharte que te llamaría y te llamaría y te llamaría. Y es que la distancia es tan cabrona, que ni los Beatles hubieran escrito All you need is love si nos hubiesen conocido.

Instrucciones para salvar el amor

...Y nunca jamás digas te quiero cuando el amor es un acto no necesita palabras. Lo importante es ser injusto con el mundo, esa amnesia que sucede con los besos, que te olvides de la guerra en Palestina, de las bombas en Irak, de la pobreza, lo importante es que no exista el telediario, que... Leer más →

La mujer mariposa

Últimamente, de noche, me visita un escritor... o más bien un juglar de historias, que sólo escribe cuentos para enamorar muchachas. Le robó el trineo de estrellas al Principito y suele tocar a mi puerta cuando la Cenicienta se va a dormir. No soporta que lo espíen ni la Luna ni las nereidas, por eso... Leer más →

Dejar ir

Dejar ir es en la práctica más que dos palabras. Dejar ir es abrir los brazos y cerrar los ojos. No importa cuán feliz se haya sido en la vida, en algún momento todos hemos tenido que ignorar esa sensación egoísta que nos entra con los sentimientos y aprender –casi siempre por las malas- que... Leer más →

Verde que te quiero verde

¿De qué color es la esperanza?, me pregunta la niña intranquila que ocupa el cuarto de al lado. ¿Verde? respondo temerosa, mientras me viene a la cabeza aquella canción infantil que tanto pasaban por la televisión cuando yo tenía su edad. La esperanza es verde. Y después de afirmarlo, me voy creyendo la respuesta. Si... Leer más →

Música de fondo

Hace poco, en uno de esos conciertos a los que uno va por casualidad, porque un amigo te llama a última hora para avisarte que no tiene con quien ir, tuve una epifanía: Más que melodía, la música es a la memoria como una máquina del tiempo a la vida. Y es que a veces... Leer más →

Sobre una idea de Idea

A veces pasa que el tiempo se detiene, apenas un segundo, justo lo necesario para sacar la cabeza del agua. Entonces aparece el poema. Un soplo de aire limpio debajo de toda esa agua. Y uno respira los versos. Después, inevitablemente, la vida le pone play al tiempo. Y el agua vuelve a cubrirnos el cuerpo.... Leer más →

Carilda para un destierro

Y viene Carilda, por enésima vez, a devolverme el cinismo, la razón, el motivo. Llega con sus años, casi latiendo la centena y apretujando los míos me retorna la fuerza necesaria para el desalojo. Exorcizar una pena se hace más fácil si se acompaña la acción con un poema. Te borraré con una esponja de... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑