La Ceiba


Dicen los botánicos que no la impactan los rayos debido a su índole idioeléctrica, gracias a la configuración horizontal de su capa y a la lana, mala conductora de la electricidad, que generalmente cubre el tronco y las ramas.

Históricamente, esta cualidad le ha procurado un lugar especial en el imaginario religioso y popular del país antillano. Pocos se atreverían a talar una ceiba sin permiso de los santos que corresponda, so pena de un castigo sobrenatural y soberbio.

La ceiba se venga, aseguran algunos.

2 comentarios sobre “La Ceiba

Agrega el tuyo

  1. Siempre me llamó mucho la atención que hasta los más soberbios e incrédulos nunca osaran poner el pie en una bolsita de esas de plástico (fue más fácil escribir 5 palabras que corregir al autocorrect con Jabita) que tan generosamente dejaban al pie de mujer orgullosa y tropical.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: