Resumen de fin de año

Bueno, aunque el 2020 vino cargado, la verdad es que no puedo decir que haya sido un mal año para mí.

Conseguí una familia nueva, una familia búlgara que me acogió como una más y me mima. Que me enseñó cómo hacer huevos de pascua y que rompió la tradición de “no carne el 24” solo para que yo no tuviera que comer maticas.

Cambié de trabajo. Volví a programar con el Python de mis amores y con un equipo internacional en el que nadie dice “I did it” sino “we did it”.

Me pasé par de semanas en un mar negro que no es ni tan negro ni tan frío y salté en paracaídas. Con este último marqué otro ítem de la bucket list.

Aprobé las pruebas de conducción y me sentí una Michael Schumacher latinoamericana.

Hablé con mi familia casi todos los días, comprobé que mis amigos son los mejores del mundo y volví a escribir.

Nada, que a pesar de todo, no fue un año infeliz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: