La música salva

Lo sé, frase más cliché hay pocas.
Pero salva.

Él me despierta todos los días con una canción diferente y mientras la escucho, sonrío como si volviese a tener 20 años y estuviera allá, en casa, con mi madre peleándome por el volumen puesto.

La música salva… o mejor dicho, me salva.

Alivia los días fríos de este invierno con poca nieve; los días como hoy, de lluvia, que siempre me han puesto nostálgica, se vuelven menos grises.

Salva la música.

Y él.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: