Erika

Mi fetiche con las maquinas de escribir duró hasta que conocí a Erika. Con ella cerré el ciclo.
Nos amamos.
Un amor que no cree en barreras de lenguaje ni en escasez de papel A4.

Yo la toco y ella me dibuja en papiros símbolos extraños.
Búlgaro antiguo, decretó un mecánico.
Magia con palabras raras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: