Mi biblioteca

De Cuba me traje los libros que pude en el primer viaje. Recuerdo abrir la maleta en medio del aeropuerto porque me sobraban kilos y ahí, tirada en el piso, entregarle a mi mamá Rayuela porque pesaba mucho. Dejé par de abrigos por cargar más libros.Me traje a Carilda, al Wichy, Galeano y al Gabo... Leer más →

Sagrada familia

Padre castigador, madre abnegada, hija sumisa, esposa muda. Como Dios manda, la tradición enseña y la ley obliga: el hijo golpeado por el padre que fue golpeado por el abuelo que golpeó a la abuela nacida para obedecer, porque ayer es el destino de hoy y todo lo que fue seguirá siendo. Pero en alguna pared, de algún lugar, alguien garabatea:

Erika

Mi fetiche con las maquinas de escribir duró hasta que conocí a Erika. Con ella cerré el ciclo. Nos amamos. Un amor que no cree en barreras de lenguaje ni en escasez de papel A4. Yo la toco y ella me dibuja en papiros símbolos extraños.Búlgaro antiguo, decretó un mecánico.Magia con palabras raras.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑