La próxima vez ordeno el cuarto

Por cuestiones de islas y continentes, a mi madre nunca tuve que extrañarla mucho. El ausente era papá, viviendo a 90 millas de mis 15 años. Y estando en la isla, sí, que manera de extrañarlo. Mami, en cambio, siempre estuvo ahí... con sus discursos  a flor de piel, el intento de congrís que quemaba... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑