La próxima vez ordeno el cuarto

Por cuestiones de islas y continentes, a mi madre nunca tuve que extrañarla mucho. El ausente era papá, viviendo a 90 millas de mis 15 años. Y estando en la isla, sí, que manera de extrañarlo. Mami, en cambio, siempre estuvo ahí... con sus discursos  a flor de piel, el intento de congrís que quemaba... Leer más →

Volviendo a los versos

A veces pasa, me levanto con par de versos en la garganta y la lengua comienza a picarme con con un nombre incompleto o un título a medias. A veces me despiertan 5 palabras. Hoy, me sacó de la cama una estrofa completa. Abrí los ojos y, como sacado de un sueño, salió este poema... Leer más →

Magia

Sucede que a veces la vida te sorprende y aquello que perdiste una vez, que ya no esperabas encontrar, se aparece frente a ti mientras el humo del cigarro esconde el cómo de tus pupilas. Entonces, por supuesto, comienzas a preguntarte si “eso” es posible. Y lo tocas, y lo analizas. Te lo llevas con... Leer más →

Guía de supervivencia básica para un emigrante.

Levantarse a las 6 de la mañana, colar café. Volver a la cama y encontrarla vacía, tenderla. Darse una ducha rápida, con agua bien caliente, que te queme los hombros. Llorar debajo del agua, que el vapor te saque la tristeza. Bueno, que lo intente. Frotarte con la toalla como si no hubiera un mañana.... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑