Hoy, descubrí a Levon Minassian & Armand Amar, así, como quien no quiere la cosa, en una de esas listas que sugiere el mundo y yo soy muy perezosa para probar.
Me puso nostálgica… o me puse yo, que ya estaba melancólica y media por la horrible manía que tengo de ponerme a revisar fotos viejas.
En fin, la cuestión es que, quizás por apatía, desapego, o vagancia general, ya había pasado un tiempo en el que un tema nuevo me conmoviese.

Esta tarde, sin embargo, volví a tener 15 años y a enamorarme de una canción. Me volvieron las ganas de abrir los brazos y abrazar(te)… de tener(nos) ganas.

Anuncios