Dejar ir

Dejar ir es en la práctica más que dos palabras. Dejar ir es abrir los brazos y cerrar los ojos. No importa cuán feliz se haya sido en la vida, en algún momento todos hemos tenido que ignorar esa sensación egoísta que nos entra con los sentimientos y aprender –casi siempre por las malas- que... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑