lemniscata

Una de las personas que más quiero me dijo una vez que si yo fuera una súper heroína, la prensa me llamaría “Súper ABC”; y mi poder, por supuesto, sería el de ir descubriendo/corrigiendo las palabras mal escritas. La segunda habilidad latente sería la “apalabrización” y dentro de ella caería la destreza de enseñarle a escribir y/o leer a quien no tiene diccionario. Hace poco añadió la de crearlas.

Esta que les traigo hoy no es inventada ni mucho menos (todavía no me gradúo de la escuela de superhéroes). Se trata simplemente de una palabra desconocida que usamos a diario (la contradicción es sorprendente). Lo que pensé cuando me la presentaron fue un poco triste. Y es que me dio pena con la pobrecita, tanto tiempo saludándola y nunca se me había ocurrido preguntarle el nombre. Vergüenza debería darme.

Para subsanar errores ipsofacto se las presento. Se llama Lemniscata y es, para no hacer largo el cuento, el término correcto para referirse al símbolo de infinito. O sea, la curva plana de forma semejante a un 8 que muchos se tatúan detrás del cuello.

No me den las gracias, sólo estoy practicando.

Atentamente,

Súper ABC en proyecto.

Anuncios