Hentai (palabra japonesa): significa (literalmente) “pervertido/perversión” o “transformación/metamorphosis”. Se usa, sobre todo, para nombrar el género del manga y el anime de contenido pornográfico y se suele dividir en dos géneros principales. Uno donde hay interacciones heterosexuales y otro que contiene relaciones homosexuales. Este último se subdivide en el hentai yaoi (relaciones homosexuales masculinas) y yuri (relaciones sexuales lésbicas).

Dentro de las categorías principales hay otras tantas subcategorías y así cíclicamente; no obstante las bases son simples. Y se resume en 4 palabras: Porno hecho en muñequitos. Yo agregaría con imaginación desbordada; pero bueno, esa es mi humilde opinión.

Algunos clásicos son La Biblia Negra, Lingeries Office y Xpress Train. El primero un poco fuerte para  principiantes y, no obstante, el/la que lo ve y lo disfruta, se engancha generalmente. Yo recomendaría comenzar con el tercero.

Ah, antes de que se me olvide: tengo que advertirles que al final de la historia son como la Nutella, o los amas o los odias. Con ellos no hay punto intermedio. Yo ni les digo cuál variante prefiero 😉

Anuncios