Lo mato…

Copia P1080178

Él me llama “escueta” y no sabe que, mientras lo leo, en mi cabeza se asoma Barney anunciando: challenge accepted.

Y es que, si bien me han llamado y adjetivizado de mil maneras, “escueta” nunca había entrado en el diccionario. No entiendo nada de nada. Porque eso sí, cuando comienzo a hablar voy soltando párrafos hasta terminar imitando en tamaño al Silmarillion… y él lo sabe.

Muchísimas tardes le robé de trabajo cuando en aquellos tiempos de sonrisas cómplices le arrebataba los sabores de las manos (los helados y él tienen su lado dulce) y nunca me tachó de concisa.

La cuestión es que, si bien hace mucho de aquellos pretextos (yo simulaba andar cerca y él tener horas libres), todavía el cariño persiste… y los recuerdos de aquellos textos.
Largos… eran textos largos, como los que nunca he vuelto a escribir. Contaban cuentos y cantaban canciones. Navegaban en silencio por la red y cuando llegaban comenzaban a tocar tambores y guitarras para anunciarse. Textos alborotadores eran.

Tan revolucionarios, que se inventaron un Partido de la Amistad que ha durado y perdurado a través de los tiempos y las deudas.

¡¿Cómo carajo se va a atrever él a llamarme escueta?!

12 comentarios sobre “Lo mato…

Agrega el tuyo

  1. Ni idea como se atreve ese tipejo. Para colmo lo fulminan con esa mirada desde esa maraña rubia, así que dudo que haya sobrevivido. Igual, yo creo que el sabe que en tus más escuetos días, las mariposas te desbordan y como siempre, hay que andar con gafas al lado tuyo de tanta luz. Hace un tiempo me confesó que le duele su cara ya no le duela, y que perdió las ganas de aprender a hacer origamis, y que te quiere y extraña, mucho

  2. Tenés internet donde eso es un privilegio para pocos, acurrucados bajo la sombra del poder.

    Nunca hablás de eso.

    Nunca te creí nada, vivís en medio de privilegios que la mayoría no tiene y nunca decís nada.

    ¿Y la vergüenza mujer?

    Si te llamarás a silencio, aumentaría mi respeto por vos.

    Rubén Ardosain

    1. Rubén:
      En primer lugar, un blog es un espacio libre donde cada quien escribe lo que quiere, desde su opinión muy personal. Y que conste que le respondo su comentario que intenta provocar (y digo intenta porque a mí su opinión me importa un rábano) porque un amigo, al que por cierto iba dedicado este post, tuvo que encontrarse un comentario como el suyo invadiendo un espacio que ni es político ni 8 cuartos. Por favor, si tanto le molesta lo que escribo o dejo de escribir no me lea. Tan simple como eso. Porque eso sí, este es MI pedacito, y puedo, con todo en derecho que me da wordpress, eliminar sus comentarios.
      No lo he hecho hasta ahora porque valoro la libre expresión, pero no me disocie los temas del blog.
      Ah, y aquí se ha abierto la internet, aprenda y edúquese un poco.

      Saludos y sin esperar su respuesta,
      La dueña del blog.

      1. No tienen vergüenza.

        Se vendieron por un plato de comida y algunos privilegios para pocos.

        Solo el 4 % de los cubanos, y son burócratas del partido, tienen acceso a Internet en sus hogares.

        El resto debe hacerlo en lugares públicos a 4,50 u$s la hora y con un Internet restringido y controlado en PCs públicas.

        Piensen que un cubano en promedio gana 20 u$s mensuales.

        La ámplia mayoría de los cubanos, no tiene siquiera teléfono.

        No se es Humano solo porque pueden andar en dos patas, hay que ganarse el título ; Y uds no se lo ganan.

        Son la vergüenza de la especie humana.

        Son borregos amansados.

        Atrévanse a vivir la aventura de la libertad.

        No hay de todo para todos, hay que ganárselo, pero puede haber mucho más para todos ; Compartir la pobreza no es una virtud precisamente.

        Sobre todo cuando la nueva clase de burócratas, vive en condiciones muy diferentes.

        Me dan lástima.

        Rubén Ardosain

        1. El hecho de que considere que este es un espacio para esas opiniones hace completamente inválido su criterio. Y ni hablar de la estima para su persona.

        2. Uds dejaron de ser humanos, son solo animalitos que se vendieron por un plato de comida y algunos privilegios, de los que no gozan el 90 % de los cubanos.

          Son la vergüenza de la humanidad.

          Rubén Ardosain

        3. Sólo una acotación: son 2 cuc la hora. Y no, no somos el 4 %, a no ser que usted llame así a los que trabajan en centros laborales con internet.
          No obstante, para que lo sepa, este fue su último comentario en el blog, ya le dije que no quiero campañitas en posts que no tienen nada que ver con la política, así que usted se lo buscó.
          No es bienvenido, acabo de bloquearlo.
          No lo saludo para que no me tache de hipócrita.

        4. coño Mar, estropeaste la diversión, ahora voy a tener que ir a su blog a reirme con las alucinaciones de este inquisidor online. Aguafiestas

  3. Hay que ver primeramente si ella quiere tu respeto Rubén. Conociéndola como la conozco, le importa una reverenda mierda. A mi, por lo menos, lo que me da es gracia el encontrarme con alguien que se cree magistrado y anda orientando de lo que hay que hablar y de lo que no. Qué te duele exactamente ? Que sea una joven cubana que vive por Cuba y que es feliz dentro de Cuba, esa dictadura horrible, ese país carcel que te han dibujado ? Adivina que ? Somos miles los que aquí estamos y estaremos, luchando porque todos tengan todo. Pobre Ruben, con su bilis acumulada. Hay terapias para eso. Haga yoga, o algo, pero no joda más.

Responder a Mar Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: