Lo mato…

Él me llama “escueta” y no sabe que, mientras lo leo, en mi cabeza se asoma Barney anunciando: challenge accepted. Y es que, si bien me han llamado y adjetivizado de mil maneras, “escueta” nunca había entrado en el diccionario. No entiendo nada de nada. Porque eso sí, cuando comienzo a hablar voy soltando párrafos... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑