Anti-Navidad

Anti-Navidad

A ver, cómo lo explico sin que me tilden de Grinch: ¡No me gusta la Navidad!

No insistan más; eso de las lucecitas por todas partes lejos de parecerme lindo me parece un derroche de electricidad, luego se quejan cuando a mediados de año se les va la luz y tienen que dormir en la azotea. No… y otra cosa: el dichoso puerquito. No les parece crueldad animal (e incluso porquicidio) que al llegar a estas fechas nos pongamos a matar a cuanto bicho haga oink oink? ¿Todo el año comiendo pollo para venir al final (¡y por casi una semana!) a atragantarse con el fucking cerdito? Hasta el pobre Piglet tiene que decirle a Winnie que lo esconda.

Ah, pero no hablemos del arbolito… eso de talar un pino para alumbrar una esquina durante 20 días se le tuvo que ocurrir a algún amante de la desertificación y la sequía. ¡Que no quedan casi árboles en el planeta! ¡Coño!

La Navidad no es natural. Quién me va a hacer tragar el cuento ese de que en fin de año todo el mundo está feliz y hay que perdonar al prójimo. ¡Noooooooooooooooo! ¿Si fuiste un hijodeputa todo el año, tú crees que ahora, cuando vienen los últimos días, se me va a olvidar todo lo que me hiciste? Pues no. Eso no sería un milagro navideño, sería amnesia.

Nada, que este año ando en cruzada contra el gordo pedófilo y zoofílico que se cuela por las chimeneas (miren qué ejemplo le está enseñando a los niños). Si lo veo, prometo, como los 3 cerditos, poner una olla de agua caliente en los bajos para que se escalde el culo.

11 comentarios sobre “Anti-Navidad

Agrega el tuyo

  1. estoy de acuerdo con todo, la única diferencia es q soy del polo sur y muero de calor en navidad… salvando las diferencias de temporada. Todo es igual

  2. Hola Mar..
    No creo que haya que confundir Navidad con fin de año, es como confundir peras con km.

    La Navidad se celebra en estas fechas porque si, ¿Cuándo no dentro del mundo de la religión?

    Casi todos los indicios indican que el supuesto nacimiento de Jesús fue en septiembre u octubre ; Así que supongo que alguien con muchas jinetas, viendo que el negocio era juntarlo con el fin de año y hacer un paquete para que no pase desapercibido.

    Como mi cumpleaños, por ejemplo, que es el 01/3, pisciano para más datos o perro en el horóscopo chino.

    Incluso fueron más lejos aun, indicaron que la Navidad en realidad es un periodo que abarca hasta el 06/01 ; Así que se chupa al fin de año.

    Como no se porqué hay que reunirse con personas con las que generalmente no querés reunirte, la Navidad agarró una cierta mala fama, entre los bien pensantes.

    Y eso de perdonar tampoco se de donde salió, supongo que de los judíos que viven llenos de enemigos.

    Lo que no sospechaba era que vos tendrías tantos enemigos para que te preocupara tener que perdonarlos.

    Por ejemplo, yo no se si tengo enemigos o cuantos serían, simplemente porque olvido rápido el ayer ; No vuelvo jamás la mirada hacia atrás, el camino pisado, fue ; Solo queda vida y camino hacia adelante.

    Así que me quedarían solos los enemigos de hoy, pero como no soy muy sociable, no les doy mucha oportunidad de aparecer, conocerme y e inmediatamente transformarse en enemigos.

    Eso de ser poco sociable, no te digo que sea un anacoreta, porque yo nunca me entregué a la oración o a la penitencia, es algo muy recomendable, según creo, para evitarse problemas y no comprarse problemas idiotas.

    Pero el fin de año, en la cultura humana tiene ese algo especial de fin de ciclo y comienzo de otro.

    Hace menos monótona la vida nos da como un renacer.

    Esa sensación si creo que es real y muy generalizada ; Tan real como el ciclo de la noche y el día.

    ¿Recordás, ¨Lo que el viento se llevó?, cuando Rhett Butler le habla a Vivian Leigh, rechazándola y diciéndole que no la quiere ni le importa lo que haga.

    Ella, más que contestándole a él, sino como para ella misma dice, ¡¡Que importa, mañana es otro día!!

    Si vos perdonás o no, ¿a quien le importa?, ni a vos.

    Pero la idea de ciclos que empiezan y terminan es muy importante y merecen un cierto estado espiritual para vivirlos adecuadamente.

    Se hizo largo el comentario, pero son las reflexiones que me despertó tu post.

    ¿Que a vos no te importan?

    ¿Y?, mañana me olvido de vos.

    Rubén Ardosain

  3. Mar me he reído mucho leyéndote, es cierto que en esta época del año se cometen muchos excesos. De igual forma te deseo muchas cosas buenas para el 2016.

Responder a rubenardosain Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: