Shhh

Tienes que saberlo: tengo en la boca un arma, siempre cargada. Y mi lengua -granada rosa- a veces explota sin detonarla. No me extorsiones las palabras. No me sacudas las encías... Mis dientes/balas no dejan marcas, mis blancos dientes muerden la vida.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑