WP_003072

Leydi, que es mi pequeña hija adoptiva (no, no importan los años), hoy cumple 28. Sin embargo -cosa común en estos tiempos- la distancia no me deja darle los miles de abrazos que le tengo prometidos. Por eso le escribo. Por eso la imagen de esta felicitación lleva una Frida y viene en forma de cupcake.

Anuncios