Preludio de cumpleaños…

princesa

Septiembre (como cada año) conlleva sus nostalgias… no obstante este, para variar, se me presenta agridulce. Me siento –y esto sí es nuevo- como una niña traviesa que se esconde tras la puerta para ver el desenlace de su travesura. Y me brillan los ojos mientras te imagino.

Tú y yo, que tanto nos parecemos, compartimos la manía por las sorpresas… por eso mañana, cuando un año más te pregone las canas, te llegará la mía envuelta en papel de regalo.
Daría lo que no tengo por mirar tu rostro mientras lo abres. Y apuesto un millón de rupias (no sé por qué, pero me gusta el sonido de esa moneda) a que la cara se te llenará de sal. Par de llorones son- diría mi mamá… y tendría toda la razón del mundo.

Al fin y al cabo, a pesar de mis 27, todavía me siento la pequeña princesa de papá. Y esperaré despierta hasta que den las 12 para –como Cenicienta- antes de que acaben las campanadas, gritarte al oído un inmenso “felicidades”.

4 comentarios sobre “Preludio de cumpleaños…

Agrega el tuyo

  1. Siempre serás la princesa de papá, siempre serás el mundo y la vida de alguien más, que esa niña que asoma al umbral se quede a hacernos compañía.

  2. Te conocí de lejos, hace tanto ya, y hablamos un par de veces pero nunca me olvidé de ti. Recién te encontré perdido en una espiral del azar y ha sido una linda sorpresa hallar mucho más de lo que imaginaba. Anónimamente te dedico este poema, no te refleja en lo absoluto pero es un pequeño presente hasta tanto pueda escribir uno tuyo, mientras tanto, su contraparte, su verdadero sentido lo guardo aquí, para ti.

    Soy dos siluetas en una,
    soy tango, soy vals.
    Un lago oscuro con luna,
    una engañosa verdad.
    Soy de cuerda el instrumento,
    soy de viento y percusión.
    Soy la causa y el tormento
    que existe en tu corazón.
    Soy la arritmia que acelera,
    soy tu espacio y dimensión.
    Soy tu cura mas severa
    beso, toque y seducción.
    Soy un cuadro en tu mirada,
    el pincel de tu ilusión.
    Soy tu todo, casi nada
    sueño, angustia y diversión.
    Soy tu estrella inanimada,
    soy tu noche y tu perdón.
    Soy tu idea enrevesada,
    de locura y de obsesión.
    Soy un trazo nuevo, intacto,
    un suspiro por tu piel.
    Soy un baile, un artefacto
    dueño, esclavo, siempre fiel.
    Soy un cielo sin estrellas,
    soy la crisis sin misil.
    Soy cometa, soy centella,
    y si muero, muero en ti.
    Soy conciencia hecha mella
    soy, existo y mas allá;
    soy la impronta de tu huella,
    un mensaje y nada más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: