Abriendo la caja de Pandora

Recordar, del latín recordāri: volver a pasar por el corazón.

A veces se me olvida (yo y mi mala memoria) que el pasado puede ser también fuente de alegrías, que no solo las “terribles cosas” quedan atrás. En ocasiones -silly me- paso por alto los autores viejos por temor a una lágrima perdida… y me pierdo entonces la oportunidad de un reencuentro.

Afortunadamente, hoy descubrí que un texto añejo puede retornarte la sonrisa, que una canción “maldita” necesita volverse a regalar. Incluso sabiendo que los recuerdos, cuando son buenos, son peores que las balas, a veces es necesario abrir la caja de Pandora. Porque, si bien es cierto que -en teoría- todos los males del mundo salieron de esa valija, no hay que olvidar tampoco que los buenos no se quedaron atrás.

Un comentario sobre “Abriendo la caja de Pandora

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: