¿Quién?

Sabines, imagino, amaba a su mujer. O a sus mujeres, si alguna vez se dio el caso. No cualquier musa puede inspirar poemas con tanta fuerza. El mexicano tenía que amar (las). Me tienes en tus manos y me lees lo mismo que un libro. ¡Qué frase! Ser legible es una de las mayores vulnerabilidades... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑