raton_Perez

Yo tengo una vecina en miniatura (tiene como 5 añitos) que cuando se le cae un diente hace una fiesta. Hace par de días, cuando llegó de la escuela, corrió directo a enseñarme su dientecito flojo: –¡Mira cómo lo muevo con la lengua, mira! ¡Y ya está a punto de caerse! El mes pasado, cuando se cayó el otro, el Ratoncito Pérez me dejó un dólar!! Y risueña, miraba al papá y le decía que se lo sacara, que quería comprarse caramelos.

Ayer, cuando llegué del trabajo, medio alegre y medio triste me enseñó otra vez su boquita: –Esta vez sólo dejó 25 kilos -me confesó cabizbaja. –Papi dice que es porque no me estoy lavando mucho los dientes y los dientes sucios no valen lo mismo que los dientes limpios. No es justo, esto me pasa por no hacerle caso. Pero ya verá el ratoncito Pérez… ¡la próxima vez va a sacar perlitas!

Anuncios