El hombre que pintaba emociones

pablo-picasso-the-old-guitarist-c-1903

Según los libros de texto, Pablo Picasso produjo “El viejo guitarrista” exactamente en 1903, durante su famoso Período Azul (1901–1904) mientras andaba trabajando en Barcelona, justo después del suicidio de Casagemas, uno de sus amigos más cercanos.

Yo creo que, en esta obra, Picasso dibujó a la depresión. O al menos una de sus versiones. Incluso yo, que no soy demasiado fan al pintor, me pongo triste mientras la miro. Y es que la obra me encoge, me estruja… me zarandea el alma. El viejo es la viva estampa de la resignación; así, descalzo, parece que está esperando que le llegue la muerte. Ni la guitarra es alegre.

Picasso es un grande, tengo que reconocerlo (y no porque lo diga la crítica especializada), Picasso es gigante porque sus cuadros no son solamente cuadros, sus pinturas están llenas de corazón.

5 comentarios sobre “El hombre que pintaba emociones

Agrega el tuyo

  1. Yo no lo veo así, para mi expresa que para el artista (un músico en este caso) la poca energía vital que le queda es para expresar con orgullo su arte. Y su arte ya no sale del pensamiento (cabeza abajo) sino del cuerpo de las manos…a pesar que la pocas interacciones sociales que pueda tener (piernas cruzadas).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: