Por ella

Hay dos días al año en los que me embarga una infinita tristeza. Hoy es uno de ellos.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑