Tengo en la cabeza el mágico nudo gordiano que no pudieron desenredar en Frigia los generales que lo intentaron.
No me funciona la técnica de Alejandro Magno.

Ando por toda Grecia suplicándole a los oráculos una simple profecía.
No me responden.

Anuncios