Reencontrarse, mirarse a los ojos y constatar que no ha cambiado nada. Que la amistad perdura, que los años sólo fueron un paréntesis.
Reencontrarse, estrechar los cuerpos y decir bajito: Coño mija, menos mal que regresaste!!

Anuncios