Los premios Ig Nobel– y aquí estoy compartiendo conocimiento almacenado recientemente- son aquellos premios que te hacen exclamar los más grandes WTF (¿What The Fuck?) del mundo. Son una parodia estadounidense del Premio Nobel y se entregan cada año a principios de octubre por los logros de diez grupos de científicos que “primero hacen reír a la gente, y luego le hacen pensar“.

Yo, que como ingeniera tengo que mantenerme actualizada con los descubrimientos científicos, me quedé anonadada con la barbaridad de premios que hay o, mejor dicho, con los premios a las barbaridades.

En el 2013, por ejemplo, fue galardonado un grupo de investigadores: por desarrollar técnicas médicas para injertos de pene tras amputaciones (usualmente por esposas celosas), recomendadas para todos los casos excepto cuando el pene amputado ha sido parcialmente comido por un pato.  No sé ustedes, pero yo no imagino estos experimentos… Y esto fue en Salud Pública. ¡¡¡WTF!!!

Por si las moscas, si algún día les da por inventar, por favor, consúltelo antes con sus amigos. Evíten(nos)se  las exclamaciones.

Anuncios