La culpa es de otro…

Ando buscando un culpable, un chivo expiatorio al cual cargarle todas las desgracias.
¿No hay pan? Su culpa.
¿Me siento mal? Más culpa.
¿Que atropellaron a un perro? Maldito culpable.

Un cabeza de turco, eso es lo que necesito, un hombre (pues claro que tiene que ser hombre) que me saque del apuro, un hermoso galán (todos los lindos son culpables) al que pueda acusar de infiel y de machista.

Al fin y al cabo… yo nunca me equivoco. La culpa siempre es de otro.

17 comentarios sobre “La culpa es de otro…

Agrega el tuyo

    1. jajajaja…. me recordaste la canción de los Van Van…Qué fallo!!!
      No obstante, cambiando de tema, decía Oscar Wilde que la única manera de resistir una tentación era cayendo en ella. Qué crees tú?

  1. Pensando en el asunto: ¿y si por un momento olvidáramos el flagelante concepto de La Culpa, y si tan solo viviéramos por un momento los hechos tal como suceden y además los aceptáramos así, desnudos de verbos y adjetivos?

    Pero, por si no se acepta mi propuesta, allí va pues: Confiteor, quia peccavi nimis cogitatione, verbo et opere. Mea culpa, mea culpa, mea máxima culpa.

    Conocés que peccavi y respecto a quien, rubita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: