En cámara lenta

Cerrando los ojos a veces lo veo. Ahí está él, al borde de la cama, con la camisa al hombro y el último botón de los pantalones a punto de saltar. A esta distancia casi puedo sentir su olor al acercarse; es una de esas mezclas de cigarros, libros y alcohol que tanto me han... Leer más →

Premios Ig Nobel (que yo llamaría WTF)

Los premios Ig Nobel- y aquí estoy compartiendo conocimiento almacenado recientemente- son aquellos premios que te hacen exclamar los más grandes WTF (¿What The Fuck?) del mundo. Son una parodia estadounidense del Premio Nobel y se entregan cada año a principios de octubre por los logros de diez grupos de científicos que "primero hacen reír... Leer más →

Notas de mujer

Hacía ya un tiempo que no soñaba... ya no se me dibujaban en la memoria cuerpos desnudos y no me despertaba con esa urgencia que hace cruzar las piernas. Ya los contornos lúdicos no se me aparecían en espejismos. Y estaba triste. De alguna manera María se las había arreglado para esconderse y desaparecer de... Leer más →

La culpa es de otro…

Ando buscando un culpable, un chivo expiatorio al cual cargarle todas las desgracias. ¿No hay pan? Su culpa. ¿Me siento mal? Más culpa. ¿Que atropellaron a un perro? Maldito culpable. Un cabeza de turco, eso es lo que necesito, un hombre (pues claro que tiene que ser hombre) que me saque del apuro, un hermoso... Leer más →

El fin

El fin, cuando llega y es inesperado, imita fielmente el resultado de un juego deportivo. Pongamos por ejemplo a Brasil (mi equipo de toda la vida): Ayer, en el juego contra Alemania, volvieron los nazis y convirtieron el terreno en un campo de concentración. Allí los goles se transformaban en cámaras de gas y cada... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑