Imagen

 

¿Y si de repente se nos acabara el tiempo? Si al llegar hoy a la casa apareciera en el noticiero la imagen urgente de un presentador asustado que grita que se nos viene un meteorito… ¿cuál sería nuestra primera reacción? ¿A quién corriéramos a abrazar? ¿Se colapsarían las líneas telefónicas por miedo o por amor?

Yo, que de vez en cuando me pongo catastrófica, tengo la terrible certeza de que a mi alrededor no estarían par de brazos indispensables. ¿Qué sería de mí si al final no pudiera besar a mi padre, abrazar a mi hermano… olvidarme de todo?

El mundo no puede morirse hoy -me convenzo a mí misma- la NASA no ha reportado cerca ningún asteroide y los canales de noticias hablan de guerras y otras catástrofes que, si bien no me agradan, se han convertido en el pan nuestro de cada día.

El mundo no puede morirse hoy –repito empecinada- ¡y ya va siendo hora de que me anime un poco!

Anuncios