A veces me da por imaginar cómo sería todo si las películas en blanco y negro que solían ver nuestros abuelos de repente se volvieran luz y mil colores llenaran los vestidos blancos que pululaban en las imágenes.

¿De qué color serían los ojos de aquel galán que siempre escondía su sonrisa detrás del inmenso bigote que (al parecer) era tan negro? ¿Cómo luciría Humphrey Bogart con una camisa azul? ¿De qué color eran los zapatos de las coristas?

Yo me pregunto: ¿serían menos costosas las filmaciones? ¿Las vestuaristas se preocuparían excesivamente por las combinaciones de color? ¿Se darían las actrices el mismo tinte amarillo?

La escala monocrómatica siempre me desconcierta… esto de haber nacido en una era tecnicolor me plantea demasiadas interrogantes.

Anuncios