El vestido rojo

vestido rojo

De vez en cuando -me cuenta María- me entran unas ganas terribles de ponerme el vestido rojo con que lo conocí. Es tan descarado el color que no puedo sino sentirme lista para la acción, me vuelven las ansias de muchachos ingenuos y salgo a la calle en busca de carne fresca… carne que me sacie el hambre de hombres que me ciega.
Las piernas fuertes y las bocas húmedas. La espalda ancha y la cintura estrecha. Mis besos los atraían como la miel a las moscas y, de uno en uno (a veces hasta en dúos) me colmaban los deseos.


Una lástima de extravío
–me susurra al oído- una pérdida terrible.

12 comentarios sobre “El vestido rojo

Agrega el tuyo

  1. Pues es terrible la pérdida, entiendo a los chicos que comentan arriba.
    Quizás no haga falta el vestido, con la actitud es suficiente 🙂
    Besos

  2. Hola Mar

    Yo soy de un lugar donde todo parece y nada es

    Mi mar, es solo una apariencia, tan perfecta que los conquistadores españoles le pusieron ¨El mar dulce¨, porque en verdad es dulce

    Y ellos si que sabían de mares

    Recorrí sus orillas, me bañé en el, lo crucé en barco, te cuento que aun hoy en día, cuando me asomo a su costanera, me cuesta aceptar que es un rio, como dicen los envidiosos

    El Río de la Plata es único en el mundo, y mi ciudad, la ciudad de la Furia, no podía tener menos ; Ya que es la Reina del Plata

    Esto último es para hacer morir de envidia a los hermanos uruguayos
    , y como si eso les faltara, resultó que Gardel no era uruguayo como ellos soñaban y deliraban, él solo le cantó a Buenos Aires ; Como corresponde a uno de sus hijos, aunque haya nacido en Francia por error.

    Te leí por curiosidad, porque te encontré un comentario en Botellas al Mar de Leydi, donde a veces y contra mi raciocinio, se me da por comentar o charlar

    Era un nota que hablaba de su apego a las sabanas y cierto entredicho con su hermano, y vos le asegurabas que eras más vagoneta que ella, lo que me pareció una exageración

    Te aclaro que yo soy un cultor del dolce far niente

    No parezco ser santo de su devoción, nunca supe por qué, y no pienso preguntarle, porque no quiero escuchar su respuesta, capaz que tiene razón.

    Por la cosas que leí, me convencí que sos mujer, cosa que hoy día es difícil de asegurar sobre alguien.

    También leí comentarios de tus seguidores, que me hicieron acordar a los Kirchneristas, aplaudidores profesionales si los hay.

    Puede que haya algo de envidia por mi parte, a mi no suelen aplaudirme, más bien todo lo contrario.

    Saludos

    ♣ Rubén Ardosain ♣

    1. Pues yo lamento informarte, Rubén, que un río, por más hermoso que sea, no se compara con la inmensidad del océano… ojalá un día vieses un amanecer a la orilla del mar… me darías la razón.
      Un abrazo.

      1. Hola Mar

        Me sorprendiste, no creí que me fueras a contestar, lo mío era muy intrascendente.

        Sabés, creo que es como vos decís en cuanto a la belleza de contemplar un amanecer en la orilla del océano, pero eso un par de días, luego dependerá con quien lo contemplas ; Uno se cansa de todo

        Cosa que he hecho en Argentina, salvo que creas que Argentina es un país mediterráneo ; aunque podríamos transformarnos en uno muy pronto, ya que pueden embargarnos hasta la orilla en cualquier momento

        Entendeme, le debemos una vela a cada santo, los acreedores nos putean hasta en japonés

        No conozco Cuba, pero la supongo hermosa, y además uds. pueden ver también la puesta del Sol, cosa que aquí no es nada fácil, salvo que los chilenos nos abran una ventanita en la cordilla.

        Veo que trabajás no se donde, en realidad no importa donde, es inhumano.

        Lo de trabajar es una maldición bíblica, y yo no hice nada para ser castigado así

        Hace años que decidí no hacerlo más y aquí me ves, felicitándome por tan sabia decisión

        No se si es verdad eso de que hay gente que le gusta trabajar y se sienten felices de hacerlo, por este medio y otros, informé que no vean en mi un obstáculo para que sigan haciéndolo.

        Mi abuelo fue un bribón brillante que nunca trabajó, y yo perdí algunos años estúpidamente haciéndolo ; Por suerte y bien aconsejado por mis mayores, dejé de hacerlo y seguí la carrera profesional de mi abuelo y aquí estoy

        Nunca soporté que alguien me diga que puedo o no puedo hacer o que puedo o no puedo tener.

        Me preparé muy bien, mi nivel educación es amplio y siempre trato de aumentarlo, si bien tengo por necesidades del oficio algunas especialidades, él tío Eulogio me enseñó que las especialidades son para los insectos

        Por lo tanto me concentré aun más en darme una buena educación enciclopédica, que me fue muy útil tanto en mi etapa de bribón como en la actual, y siempre lejos del trabajo remunerado.

        Te cuento que me fue bien y recordando los consejos de mi abuelo decidí retirarme antes de que se me acabara la suerte.

        Te comento estas pequeñeces mías, para compensar lo que aprendí de vos leyéndote.

        Tal vez sea solo fantasía mía, pero me pareció que estás como algo entregada, y por delante solo ves tu jubilación para el año del arquero.

        Recordá que siempre hay una manera mejor de vivir y hacer las cosas.

        Es común que las personas teoricen y filosofen tonterías sobre la vida ;

        Se les da mucho a los adolescentes y algunos lo continúan practicando muchos años más, hasta que un día le bajan el telón.

        Sin haberse dado cuenta que en la práctica, la teoría es otra.

        Y para los que creen que algo o alguien de este mundo o del cielo, le va a resolver sus problemas y cumplir sus sueños, les cuento que están soñando y mal.

        Saludos

        ♣ Rubén (LG) ♣

        1. La verdad, Rubén, es que soy una de esas personas a la que le gusta mucho su trabajo. Fíjate: no trabajar en general… sino mi trabajo. Y dicen que cuando te gusta lo que haces no es trabajo, así que ya sabes… tú de bribón, yo de programadora 🙂

  3. Hola Mar

    Espero que estés bien y disfrutando de la vida.

    Diferenciemos un poco la cosa, comparar a un bribón, con una programadora, sería como comparar peras con km

    Ser un bribón es una elección de vida, es una forma y filosofía de vida

    Ser programadora es haber elegido un trabajo ; Dentro de esta categoría hay que dividir las aguas:

    Ser programadora por cuenta propia
    Ser programadora empleada de terceros

    Si bien podrían parecer similares, no es así

    En ambas estás obligada hacer algo a cambio de un pago, pero las motivaciones son totalmente diferentes

    En el primer caso manejás tus decisiones ; En el segundo caso te dicen lo que debés hacer, como y otras pautas extras que seguramente no van a gustarte.

    Típico resultado de esto último: odias a tu jefe y a varios compañeros, sobre todo a los chupamedias.

    Y hasta te vas rumiando venganzas rumbo a tu casa.

    Es verdad que si te gusta tu trabajo, eso ayuda a soportar mejor esas desdichas .

    Ya te conté que jamás obstaculizo a los que les gusta trabajar, los considero muy útiles, ya que alguien debe hacer las cosas.

    Recuerdo que una vez mi papi, cuando se levantaba de sus diarias y prolongadas siestas, se acercó a mí, poniendo su mano sobre mi hombro y mirando en derredor, me dijo : Rubén, todo esto algún día será tuyo.

    En esos días yo era un joven que vivía su juventud muy intensamente, sin pensar y sin preocuparme del futuro, así que cuando mi papi me dijo aquello, miré hacia todos lados y no vi nada.

    Me quedé un tanto sorprendido y estuve a punto de decirle : no me aguanto la espera.

    No alcancé a darme cuenta del profundo contenido filosófico de esas palabras.

    Mi papi observó mi expresión sorprendida y comprendiendo lo que me pasaba, comenzó a explicarme.

    Los que tienen casas, trabajo, reconocimiento social y derechos por ley, solo tienen eso y de solo eso se preocupan y se ocupan.

    Pero nosotros que no tenemos nada de eso, en cambio tenemos todo el resto, todo el mundo nos pertenece ; fijate que ni siquiera lo contaminamos haciendo cosas, y todo eso te pertenecerá a vos algún día.

    Ya con algunos años más; me doy cuenta de que profunda sabiduría anidaba en mi papi.

    Jamás la sociedad le reconoció nada, lo mismo que a mi abuelo y yo voy por ese mismo camino.

    ¿Pero sabés una cosa?, no me importa un pito.

    En la edad media, el trabajo era considerado una maldición bíblica y chocaba con el principio Paulino ; de que quien no trabaja no debía comer.

    Imaginate que si esto se cumpliera , yo sería una piltrafa.

    Para el puritanismo el trabajo conlleva la idea de realización humana.

    Como te darás cuenta según ellos yo no estaría ni en el preámbulo.

    Para un socialista utópico como Saint Simon; el trabajo hace más dichoso al hombre y afirmaba, que la humanidad gozaría de toda la dicha posible, si no hubiera ociosos.

    Esto es casi más de lo que puedo aguantar ; culparme de la desdicha de la sociedad ; es como demasiado.

    Marx consideraba que el trabajo en la sociedad capitalista alienaba al hombre y como era un tipo coherente, jamás lo hizo.

    Lo mío es más abarcativo, da lo mismo en cualquier tipo de sociedad.

    De ninguna manera confundir no trabajar con holgazanería ; el estar ocupado en cosas placenteras hace a la vida mas bella.

    Aunque tampoco hay porqué dejarla de lado ; me refiero a la holgazanería

    Tanto para observar, tanto para reflexionar, tanto para disfrutar.

    El tiempo es el bien más valioso que existe ; Como decía Benjamin Franklin ; el tiempo es oro

    ¿Que tiene de malo de disponer de todo ese oro?.

    Tanto mi hermano como yo, nacimos a muy temprana edad y desde ese momento nuestros mayores nos inculcaron estas cosas ; no con palabras sino con hechos.

    Lo menos que puedo hacer es desparramar su pensamiento.

    Cariños

    ♣ Rubén Ardosain ♣

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: