La visión

Es apenas una sombra la que lleva sus zapatos, un atisbo de mujer. Sus manos, negras, sostienen margaritas.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑