Un poema zurdo

Ella, que siempre estuvo orgullosa de su mano derecha, hace poco renegó de la misma. Demasiados mimos acabaron por volverla estéril. La izquierda, en cambio, le engendró un poema. Y qué poema señores míos!! Qué poema!!

 Las cosas más absurdas de una mujer zurda

Claro que yo también quise ser princesa
y el centro de su universo
y un poema.
Y que llegara tarde al trabajo alguna vez
por mi culpa.
Que una mezcla de sus genes y los míos
jugara a las muñecas en el salón.
Que los domingos se parecieran a cualquier cosa
menos a domingos.
Que los eneros no tuviera que recurrir a la estufa
para calentarme los pies.

Yo quería un jardín y rosales
y un mar con sus olas,
una talla más de pecho o quizás dos,
un cruce de piernas más erótico
y una voz más femenina.

Quería un montón de fotos con la sonrisa desnuda,
un viaje a Grecia,
un trabajo más decente.
Quería aquello
y eso
y lo otro
y un poco de aquí
y otro poco de allá
y a él.
Sobretodo yo lo quería a él.

Que mis orgasmos no se los tragara el desagüe,
ni mi corazón se quedara sin cobertura
y que los espejos y los hombres
me dijeran la verdad sobre mi cuerpo.

Quería tartas en todos mis cumpleaños
y una posdata que dijera “te echo tanto de menos”
y sexo sin condón ni asientos de coches
y “cariño” y “amor” y “gordita”
y un “¿cómo estas de tu jaquecas?”
y un ” te sienta tan bien ese vestido”.

Quería desnudarme en sus pupilas,
comer helado en su espalda,
fumarme un cigarro en su boca,
un silencio que rompiera su palabra,
un hombro que durmiera mis bostezos,
que me sentara mejor aquella falda
y esa blusa
y su piel.
Sobretodo su piel.

Y es que aunque ahora no te lo creas
yo solamente quise ser feliz.

24 comentarios sobre “Un poema zurdo

Agrega el tuyo

    1. Creo que la mayoría de los que comentamos en este blog sufrimos ese padecimiento al menos en par de ocasiones. Unos menos que otros, por supuesto.

  1. Eso es lo que quiero siempre, desde el otro punto, donde él es ella, donde tu izquierda es mi derecha, donde los orgasmos no paren en el desague donde yo no siga estando asi

    No solo es un poema perfecto, es también una canción para una tarde de miercoles

    Besos querida

    1. Precisamente por miércoles lo publiqué… Me gustan los poemas atravesados… es más, creo que a partir de ahora, por norma, cada miércoles tocará un poema.
      Qué usted cree??

  2. Que pedazo de buenas letras nos has regalado Mar, más que zurdo este poemaes es ambidiestro y batea más de 400, no conozco a nadie que pudiera salir vivo de unos labios de mujer diciendo eso de “Quería desnudarme en sus pupilas,comer helado en su espalda,fumarme un cigarro en su boca”.Gracias

  3. Pues estoy convencido de que la felicidad está ahí a nuestro alcance, solo que no te puedes rendir en tu afán de encontrarla, es un buen objetivo por el que vivir. Hermoso tu poema!

Responder a Enrique Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: