El rescate

Vamos, me dijiste, y me tomaste la mano. Yo salté. A lo lejos quedaron los negros volcanes y aquellos hombres muertos que nos perseguían. La caída, como si de un film se tratara, no se detuvo de golpe. El vacío fue disolviéndose lentamente y entre tus brazos desdibujé a la muerte.

Tengo miedo de los fantasmas, te confesé, mas tú sonreíste.
¡Si tú supieras qué miedo puede tener un fantasma de los hombres!

Acto seguido, desapareciste.

25 comentarios sobre “El rescate

Agrega el tuyo

  1. Muchacha, ya viste la bola que pasó Rosana. Sé que serás muy nominada a estos Lucas y no podrás dedicarte a responder todo, pero en mi selección no podías faltar. Solo quería decírtelo. Pasa por caimanlandia cuando puedas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: