El rescate

Vamos, me dijiste, y me tomaste la mano. Yo salté. A lo lejos quedaron los negros volcanes y aquellos hombres muertos que nos perseguían. La caída, como si de un film se tratara, no se detuvo de golpe. El vacío fue disolviéndose lentamente y entre tus brazos desdibujé a la muerte. -Tengo miedo de los... Leer más →

Donde los sabores se convierten en canción

Casi en una esquina, con una hermosa nota musical anunciando la entrada, me recibe el Cafesong. El lugar, ambientado con el perfecto balance entre calidez y buen gusto, seduce. Apenas atravieso el umbral un cortés “Adelante” me da la bienvenida y cual si de una partitura se tratara, comienza un preciso concierto de buenas atenciones.... Leer más →

Ser o no ser

Entre María y Ann se coló me coló una duda. Ann (la rubia, la dispuesta) defendía a capa y espada la fidelidad. María, por supuesto, militaba del otro bando. Hoy reproduzco íntegramente las razones de la pelirroja. Quizás otro día les detalle las de Ann. Soy infiel, irreverentemente infiel, sin complejos ni dudas. Soy infiel... Leer más →

Porque hoy es miércoles…

Simplemente por el gusto de imaginarte leyéndolo... Que es miércoles si, lo sé. Pero podría llamarse de cualquier otro modo, porque un día sin ti, es un día cualquiera, ni nombre merece. Incluso creo que debería haber una fosa común para los días que no te encuentro, apilarlos allí al azar. Ni orden alfabético, ni... Leer más →

Nicola

Un poema me parecieron tus versos, una tormenta, un haz de luz. De la mano de una guitarra tu voz me sembró a la tierra… y me volví semilla. Luego me alimentaron tus letras y crecí soñándote cerca, susurrando por los caminos tu nombre: Noel… Noel… Noel. María me contó una vez que se apareció... Leer más →

El ojo de Cibeles

Ando leyendo, de Daniel Chavarría, El ojo de Cibeles. Una prometedora novela que pretende, desde su sencillez literaria, aterrizar a aquellos grandes griegos que, más que humanos, siempre nos han dibujado como semidioses. No sé ustedes, pero yo tengo la firme convicción que Pitágoras tiene más de divino que el propio Hércules. Que levantar pesas... Leer más →

Las nuevas armas de Cupido

Las cosas bellas (decía mi abuela) de alguna manera nos dejan heridas. Por eso desconfío de los regalos simples. Los libros, tan aparentemente inocentes, esconden entre sus líneas balas perdidas. Ya Cupido, declarado ecologista, no anda por el mundo malgastando flechas. Según los chismes divinos firmó, hace muy poco, un contrato con la Smith &... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑