Yo le cuento primero a una y luego a la otra. Es tremenda la noticia. Ambas, con la boca abierta, exclaman: ¿Que qué…?

Yo sonrío. Así, como lo oyen… pareciera increíble, pero es verdad.

Anuncios