Mapa

Lo anuncio públicamente: María ha muerto. Anteayer, mientras un tornado asolaba a Oklahoma, despacio, casi sin hacer ruido, regresó a la mar.

Ann volvió a tener el control del barco que navegaban. Y aunque el timón aún le parece grande (recuerden que la rubia es pequeñita), lo mantiene firme.
Penélope viaja en la cantina enseñándole sus tejidos. –Paciencia, -le dice- paciencia. La isla, aunque lejana, todavía no ha destruido todos sus muelles.

Anuncios