Los sepultureros son hombres sin miedo… y sin escrúpulos. Hurgan entre los muertos con sus manos limpias no tan limpias y juegan con la cordura de los vivos. Los sepultureros no le tienen miedo a la muerte. Entran en las bóvedas oscuras bajo promesas de alcohol y arrebatan con alevosía cualquier rastro de nostalgia que pueda quedar en los ojos de aquellos que desde arriba añoran. Hombres sin miedo son… a veces, ni siquiera hombres.

Anuncios