FC Barcelona

Canta Sabina “Motivos de un sentimiento” y yo, coreándole, le robo las palabras (incluso cuando su canción no sea para mi equipo).

Aquí me pongo a contar motivos de un sentimiento que no se puede explicar. Y eso que no doy el tipo de hincha rapado y violento, pero que gane mi equipo…

Lo confieso, sangre blaugrana es la que me corre por las venas, mitad azul, mitad roja.

A veces, como Valdés, tengo que detener balones, y me disgusto si anotan, y salgo a defender como Pujols dejándome la piel en el terreno, y a veces finjo un poco como Alexis, o salgo ayudar a otros como Alves. Y me revuelco en piso imitando a Piqué, y como él me levanto con un labio roto, y sigo jugando, como Messi, y no suelto la pelota aun cuando el equipo contrario me cae arriba y me tumba… y me lesiona. No la suelto. La pelota es mía.

A veces busco desesperadamente a Iniesta o a Xavi para que me armen el juego, y ellos me crean jugadas perfectas, y anoto goles, y los celebro mostrando orgullosa mi camiseta. Otras veces, quizás las menos, el portero contrario me lee las mismas jugadas y no anoto el gol. Y entonces me tiro al piso y lágrimas de impotencia empañan mis ojos.
Nunca es fácil.

…Qué manera de aguantar, qué manera de crecer, qué manera de sentir, qué manera de soñar, qué manera de aprender, qué manera de sufrir, qué manera de palmar, qué manera de vencer, qué manera de vivir…

Anuncios