Mejunje

En Santa Clara está el paraíso, al menos en lo que se relaciona a las fiestas, en Santa Clara está el Mejunje. El único lugar en el mundo en que una canción infantil se convierte en ronda y un vals multitudinario se eleva al cielo con el maestro Sabina tiene, por fuerza, que denominarse Paraíso.

Jamás pensé que con “Dame la mano y danzaremos” tantos desconocidos crearan tal orgía de los sentidos. Todo el mundo bailaba, todo el mundo sonreía… yo andaba en las nubes. Por unos minutos, apenas unos segundos, me encontré en el cielo.
Luego, para cerrar la magnífica noche, la canción de Joaquinito invadió el ambiente y, como si de una tradición se tratara, las parejas inundaron el lugar cual maremoto. Cada pie marcando los pasos antiguos de aquel vals que bailaron nuestras abuelas cuando sus 15.

Fue una experiencia maravillosa, a todos nos dieron las 10, las 11 y las 12 disfrutando sin parar. Ya me quedó claro, el paraíso…. se encuentra en el Mejunje.

Anuncios