Soy un hámster

hamster

Soy un hámster. O al menos eso es lo que me dicen mis amigos.
Como, como, como… y no engordo. Ni una libra. ¡Y eso que estoy a dieta desde los 18 años! Desayuno pan todos los días (si pudiera más de uno), almuerzo arroz y frijoles en grandes cantidades y me tomo 3 vasos de agua con cada comida. Por si fuera poco me paso la vida tragando dulces, un pote de Nutella me dura par de días (si es el grande) y no me pueden faltar las meriendas vespertinas.

Incluso los colegas del trabajo que almuerzan conmigo están asustados porque dicen que no saben dónde meto tanta comida. Ya me da hasta vergüenza que me lleven a un restaurante. Ni siquiera mi hermano, que tiene la obligación moral de complacerme, me invita. Le tomó la frase a papá y cada vez que le digo que me saque a comer me suelta : ¡¡¡Que va!!! ¡¡A ti es más barato pagarte el entierro que la comida!!
No es justo… apenas peso 125 libras!! En kilos vendrían siendo unos 55 y para 1.70 m no es tanto. ¿A que no es tanto?
¡¡¡Si incluso me gritan flaca por la calle!!!

Nada, según Internet, esto puede suceder cuando una persona es MUY inteligente. Por si no lo sabían: las personas inteligentes consumen mucha energía porque piensan mucho y (los estoy educando) por esta razón suelen ser delgadas.
Como diría Taladrid: Saque usted sus propias conclusiones.

30 comentarios sobre “Soy un hámster

Agrega el tuyo

  1. Tú, querida, no te confies, yo siempre fui extremadamente delgado, llega un día en el que comiendo menos engordas el triple, es la llamada “ley de vida”.

    Ahora, como dice Plared, en España triunfarías que no veas 😀

      1. Es que aun eres una niña, tú date tiempo 🙂

        No te presto nada que tampoco creas que me sobra, lorcitas tengo, pero vaya, que no mucho, pasé de “extremadamente delgado” a “delgado”.

        Besos reina.

  2. MI inteligencia no debe ser mucha, porque mi cerebro no gasta lo suficiente y tengo que hacer algo de deporte (no mucho) y controlar las grasas ingeridas, para mantener la línea de flotación en un nivel aceptable… lo peor es ser delgado y llevar un flotador alrededor, como a mi me pasaría… 🙂

  3. ¡Otro punto a favor de la inteligencia! Aunque, para ser inteligente en un cien por ciento convendría no tomarse al pie de la letra esa definición. A medida que los años pasen la inteligencia permanece, y también las libras de más. ¡Por ahora disfrútalo!
    Cariños.

  4. Mar, me encantó este post!!!!! mucho-mucho jajaja es que me identifico tanto contigo, uffff no sabes cuánto. Y yo peso muchas menos libras, pero como como hamster jajajaja. Será por lo de inteligente, eh? 😉 Un besito

  5. Jajajaja no sé si inteligente o no, pero me llama la atención, mido lo mismo que tú y no llego a las 125 libras!!!! y la verdad es que quiero engordar, pero no me traumatizo, será que estoy demasiado flaca como para traumatizarme y no lo sé???!!!!!!!

    1. Chely… triste la vida de nosotras. Tiene razón el refrán: <>.
      No obstante, según todos los comentantes, después de los 30 engordaremos. We will see.

  6. amiga mía, la definición vino de una manera inesperada, pero por suerte vino, eres una RODRIGONA (pero una de las lindas, aclaro 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: