A veces me pregunto…

Qué es aquello real que no vivimos, qué existió y qué nos inventamos… cuál historia antigua es la verdadera?
La Ilíada… habrá sido toda una exageración?

******

     No había nada ni nadie. Ni fantasmas había. No más que piedras mudas, y alguna que otra oveja buscando pasto entre las ruinas.
Pero el poeta ciego supo ver; allí, la gran ciudad que ya no era. La vio rodeada de murallas, alzada en la colina sobre la bahía; y escuchó los alaridos y los truenos de la guerra que la había arrasado.
Y la cantó. Fue a refundación de Troya. Troya nació de nuevo, parida por las palabras de homero, cuatro siglos y medio después de su exterminio. Y la guerra de Troya, condenada al olvido, pasó a ser la más famosa de todas las guerras.

(“Homero”, Espejos, Eduardo Galeano)

12 comentarios sobre “A veces me pregunto…

Agrega el tuyo

  1. cuantas cosas no suceden primero en nuestra imaginación y cuantas veces nos han de decir que estamos locos, que es imposible, que a otro con ese cuento.
    Al final esta vida está construida por ciegos que no se preocupan de lo que a diario ven lo demás, y quieren construir ese mundo interno donde las paredes, las máquinas y las poesías parecen algo imposible.

    Imposible sería hoy quererte besar y sin embargo cierro los ojos y te veo, te huelo, te siento y mis labios te tocan con la fragilidad que la brisa del mar te acaricia y tú sin saberlo sientes mi presencia y no adivinas quien soy yo y me embarco en un viaje distante y después de un tiempo nos cruzaremos en una calle y quizá alguno de los dos sea capaz de reconocernos y empezar esta historia que hoy parece imposible, más o menos así nace el amor, las ciudades, los sueños y todo eso que parece una exageración.

    poesía eres tú querida y eres la Helena de esa Troya, esa Troya parida por Homero

  2. Y Troya existió por Homero, luego detrás vinieron excavaciones, teorías, hipótesis, discusiones, banalidades, ¿qué más da?, si troya siempre será tal y como la contó Homero, puso el nombre de la ciudad al caballo que siempre recuerda a la suegra amable dándo consejos mientras mete las maletas en casa, puso nombre a nuestro talón, puso nombre de canto de sirenas a las proposiciones demasiado bonitas para ser verdad, en verdad que contó una historia eterna.

    Y Carlos es una máquina de las gordas, acojonante.

    A tus pies querida niña.

    1. Señor D… la historia es una cosa rara… nadie que la vive vuelve para contarla. Quizás por eso esté plagada de exageraciones… y poetas como Homero la reescriben a diario.

  3. Aquello que no vivimos, aquello que existió y que existe es, sencillamente, TODO. Ésa es otra de las bellezas (una más) de la literatura. Esta comunicación que tenemos, la conversación con antiguos y olvidados maestros, ideas, paisajes, deseos, traiciones, y todo lo demás. ¿qué es real? Sólo tú, allí. Lo demás es literatura.

  4. A veces creo que Minas Tirith y Emyn Arnen son mas reales que Troya y su colina.
    Es la fuerza de la ficción cuando está soportada por un gran escritor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: