Lasagna

No puedo evitarlo, esta vez la autosuficiencia (en este caso super eficiente) se me desborda. La mejor lasagna del mundo (y no me gusta exagerar) salió de mis manos el sábado por la tarde. Fueron 5 horas de cocina y de masacoteos a la pasta… Sí, hice hasta las capitas. No puedo evitar pensar el manjar divino que se perdieron.

Anuncios