Impulsos

 Hoy quiero que me arranques

la piel a tiras,

tú sádico, yo masoquista.

Quiero que desprendas

a mordidas

(no puede ser de otra forma)

los lunares de mi espalda

y que, con tus uñas,

las que siempre llevas largas,

dejes marcas sangrantes

sobre mi pelvis.

Hoy quiero que tus manos descuarticen

como cuchillos blancos,

la redondez de mis muslos

y que cortes mis venas

como Alejandro hizo

con el famoso nudo

Gordiano que,

de manera masoquista,

lo provocó

una noche de invierno,

en la que, como yo,

sentía ciertos impulsos.

15 comentarios sobre “Impulsos

Agrega el tuyo

  1. “Hoy quiero que me arranques la piel a tiras”, Dijo el masoquista; a lo que el sádico respondió: “No”. (Eso es viejo, perdón).
    Sugerente en su exposición textual. Creo que todo hombre que lo lea querrá ser Alejandro.

  2. meros regodeos… cual si se tratase de aquella mítica tormenta de alta mar que, en ciertos sueños, convida al añejo marinero a enfilar la proa justo hacia donde, estoicamente y fatalmente, logre embestirla… para luego despertar añorante y suspirar ante el calmo y rutilante vaivén de las olas que no fueron y acaso serán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: